fbpx
Menú
No hay productos en el carrito
ENVÍO GRATUITO A PENÍNSULA EN 24HS
SUSCRÍBETE Y RECIBE UN 10% DE DESCUENTO EN TU PRIMERA COMPRA
MUESTRAS GRATIS CON CADA PEDIDO

5 PASOS PARA OLVIDARTE DE LAS MANCHAS SOLARES

¡Bienvenida a Septiembre!

 

A pesar de que todo el mundo le otorga a Septiembre un carácter un tanto negativo por la vuelta a la rutina (cole, trabajo, pantalón largo, etc…), yo siempre pienso en Septiembre como el mes de los reencuentros.

 

Te reencuentras con tus compañeros de trabajo, todos más morenos y con un par de kilitos de más gracias a la maravillosa dieta chiringuito, tus hijos se reencuentran con los amigos a los que han echado de menos todo el verano, te reencuentras con tu casa y con tu barrio… y espero no ser la única que se reencuentra también todos los meses de Septiembre con una viejas amigas mías, las manchas solares.

 

Las manchas solares que me aparecen después de cada verano adoptan formas diferentes y casi siempre tienen la silueta de algún país; un año me salió una enorme en la frente con la forma de Australia, las de las mejillas se suelen parecer más a Italia (con bota incluida) y este año es más un conjunto de islas separadas pero conectadas tipo Hawai y Honolulu.

 

Supongo que te estarás preguntando por qué no me esmero más en aplicar protector solar, llevar sombrero, gafas y sombrilla a la playa… te aseguro que hago todo lo anterior y más pero aquí viene una revelación acerca de las manchas solares; a pesar de su nombre, no aparecen únicamente a causa de la radiación solar sino también por la luz y ya sabemos que en verano es cuando disfrutamos de mayor número de horas de luz. Esto quiere decir que aunque salgas a la calle o a la playa equipada como una guiri (así voy yo), es casi seguro que si tienes tendencia a las manchas, te saldrán igual a pesar de todos tus esfuerzos. Fíjate la próxima vez que viajes a un país frío con muchas menos horas de sol (países escandinavos, norte de Europa, etc..) y comprobarás que las personas tienen, proporcionalmente hablando, muchas menos manchas en la cara que en los países del sur de Europa.

 

Algunas de vosotras me preguntáis si los tratamientos con láser son efectivos y la verdad es que no existe una respuesta única porque cada piel es diferente. Aparte de que no es apto para todo el mundo, un tratamiento con láser puede ayudar en muchos casos pero en otros puede empeorar la mancha y volverla más oscura. En cualquier caso, es importante que lo complementes con una rutina tópica diaria y que te asegures de ir a un centro con profesionales cualificados.

 

Lo que yo te propongo hoy es una rutina de cinco pasos, muy similar a la del resto del año, pero haciendo especial hincapié en algunos ingredientes que deberías incluir. Tanto si sufres de hiperpigmentación (manchas solares) como melasma (manchas cutáneas condicionadas por procesos hormonales) o cloasma (manchas cutáneas surgidas durante el embarazo), la siguiente rutina te ayudará a mejorar muchísimo su aspecto o incluso hacer que te desaparezcan. Piensa que cuanto más antigua sea una mancha, más difícil será que te desaparezca. Te pido, eso sí, que no te desesperes y te lo digo por experiencia propia. Las manchas cutáneas es una de las cosas más difíciles de tratar por que están tan a gusto en tu piel que siempre quieren volver pero sé constante y antes de que llegue Navidad serán historia!!

 

// Rutina de cinco pasos para eliminar las manchas solares

 

//Limpieza.

A pesar de que existen en el mercado limpiadoras aclarantes y con ingredientes específicos para combatir las manchas solares, su acción es demasiado débil como para que notes una gran diferencia por sí sola. Concéntrate en elegir una limpiadora suave con ingredientes no abrasivos que mantenga la piel calmada para recibir el tratamiento que realmente te ayude a corregir las manchas. A mí me gusta especialmente el Gentle Gel Facial Cleanser de Grown Alchemist porque huele a rosas y es perfecto para incluso las pieles más delicadas

 

 

 

 

//Tónico.

Con el tónico pasa algo parecido al paso previo; aunque existen excelentes opciones para apoyar la acción despigmentante como el magnífico Tonic clarifying de Susanne Kaufmann, no esperes que un producto de consistencia tan ligera y pensado para regular el ph de la piel como función principal, haga todo el trabajo. Tanto la limpiadora como el tónico son como dos actores secundarios importantes para el desenlace de la obra pero no son los actores principales.

 

//Serum.

Pues hablando de actores principales, aquí tenemos al protagonista de esta función!! El serum es el producto de tratamiento fundamental y más importante a la hora de combatir las manchas cutáneas. Es el producto que contiene más ingredientes activos y en mayor proporción, lo que te ayudará de forma más intensa y en menor tiempo a conseguir una piel homogénea y libre de manchas.

 

Los dos ingredientes más importantes en este caso son la vitamina A y la vitamina C y estas son sus propiedades: la vitamina A (más conocida comercialmente como retinol o ácido retinoico) es un ingrediente potentísimo que no sólo te ayudará a aclarar las manchas o eliminarlas por completo, sino que también notarás una notable mejora en el aspecto general de la piel (poros menos dilatados y atenuación de las arrugas y líneas de expresión).

 

La marca sueca Verso hace el mejor retinol del mercado y entre sus productos yo me quedo con el más potente para combatir las manchas, el Dark Spot Fix. El otro ingrediente más eficaz para el tema que hoy nos ocupa es la vitamina C que no sólo combatirá eficazmente las manchas cutáneas sino que también le aportará muchísima luminosidad al rostro, como si te hubieran encendido una bombilla dentro de la cabeza. La vitamina C, eso sí, es uno de los ingredientes más inestables en cosmética y su forma más segura es el ácido ascórbico.

 

Dos veces al año (en Septiembre y en Marzo) yo me hago una cura intensiva de vitamina C gracias al Supreme C- Treatment de la marca danesa Nuori. Usando cualquiera de estos dos serum, te aseguro que te podrás despedir de las manchas cutáneas del rostro.

 

 

 

 

//Exfoliación.

Aunque la exfoliación semanal es un paso imprescindible en toda rutina de belleza, si tienes manchas cutáneas existe un pequeño truco. La exfoliación física (la que consiste en masajear un producto granulado sobre la piel) quizás te ayude para refinar la textura de la piel pero no hará absolutamente nada para combatir las manchas. Por mucho que rasques, las manchas permanecerán exactamente igual.

 

La razón es que la exfoliación física actúa únicamente en la epidermis, el nivel más superficial de la piel pero las manchas cutáneas están cómodamente instaladas tres pisos más abajo en la dermis. Es como llamar al timbre del vecino del quinto cuando quieres llamar la atención del vecino del primero; puedes quemarle el timbre al pobre del quinto pero seguramente el del primer piso ni se enterará. Lo que necesitas en este caso es una exfoliación química (usando algún tipo de ácido glicólico, láctico, mandélico, etc) o una exfoliación enzimática, que utiliza las propiedades exfoliantes de las enzimas de frutas tales como la piña o la papaya, y consigue llegar hasta el vecino del primero y hacer que se mueva de su asiento. El Enzyme Peel de Susanne Kaufmann es el producto perfecto porque aparte de enzimas de fruta también contiene extracto de eucalipto que ayuda a aclarar las manchas cutáneas y refresca la piel en tan sólo cinco minutos de actuación.

 

//Hidratación.

Como hemos comentado anteriormente, el serum es el producto más importante para combatir las manchas cutáneas y es bueno elegir uno de acción muy intensa pero como contrapunto, elige una crema hidratante cuya misión principal sea hidratar la piel y nada más. Puede que suene un poco absurdo pero lo que quiero decir es que no te compliques la vida con una crema demasiado sofisticada sino que elijas una que reconforte a la piel después de la acción intensa del serum.

 

Como ya te comenté al principio de este artículo, los pasos a seguir en una rutina para combatir manchas solares no distan mucho de los que seguirías en una rutina convencional pero es importante estresar que el papel protagonista en este caso siempre es el serum y su acción es determinante para que veas a tus manchas desaparecer.

 

Yo empiezo mi rutina esta semana así que ya te contaré qué tal me va. Si tu también tienes manchas y tienes algún truco para combatirlas o algún producto que te funciona excepcionalmente bien, me encantaría que me escribieras a hola@lamiuk.com y lo compartieras. Aquí estoy también para cualquier otra consulta o comentario.

 

En cualquier caso, me gustaría acabar este artículo sabiendo que aunque está genial que existan productos en el mercado para todo tipo de preocupaciones cutáneas, también es importante saber relativizar de vez en cuando y no obsesionarnos nunca ni con las manchas, ni con las arrugas ni con los granos.

 

Tu piel es una parte muy importante de tu persona pero no dejes que te defina, que para eso ya está tu personalidad.

 

Un placer verte de nuevo por aquí en esta vuelta al cole, gracias por leerme!

 

Un beso,

Mónica

 

 

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
POSTS RELACIONADOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Iniciar Sesión