fbpx

PROTECTORES SOLARES ECOLÓGICOS

Cuando comienza el calor, también comienza la temporada de usar un buen protector solar que nos proteja de los rayos UVA/UVB, que pueden resultar dañinos para la salud de nuestra piel si nos exponemos a ellos de una forma prolongada o excesiva. Los protectores solares ecológicos son una magnífica opción para protegerse del sol de manera segura y eficaz. Los protectores solares ecológicos son los que no están compuestos por ingredientes tóxicos que pueden resultar nocivos y aunque te protegen del sol, te exponen tu piel a muchos otros problemas.

Además, los protectores solares ecológicos son aquellos que incluyen en su composición algún ingrediente procedente de la naturaleza o la agricultura orgánica y han sido cultivados de forma sostenible y sin añadir ningún tipo de químico en su proceso de crecimiento.

Los protectores solares ecológicos son los que resultan igualmente beneficiosos para la salud de nuestra piel como para el planeta. Y es que, sin darnos cuenta, muchas veces utilizamos protectores solares que contienen elementos tóxicos que van a parar al mar y ponen en peligro el ecosistema de la fauna y flora marinas.

CREMA SOLAR BIODEGRADABLE

Una crema solar biodegradable es aquella que resulta tan beneficiosa para nosotros como para el planeta. Y es que cuando se trata de elegir los productos que utilizamos a diario, casi siempre pensamos en el efecto que pueden tener sobre nuestra propia piel y salud, pero se nos olvida que muchos de ellos contienen ingredientes que acaban dañando ciertos ecosistemas de forma irreparable.

Por lo tanto, utilizar una crema solar biodegradable es un acto de responsabilidad además de salud. El mayor damnificado es el fondo marino y la flora y fauna que forman parte de su ecosistema, ya que si no utilizamos una crema solar biodegradable, los componentes tóxicos que componen la mayoría de las otras cremas solares del mercado van a parar allí directamente y lo acaban dañando. Por lo tanto, piensa en comprar una crema solar biodegradable para no dejar una huella negativa ni en el planeta ni en tu piel.

PROTECTOR SOLAR NATURAL SIN QUÍMICOS

Un protector solar natural sin químicos es aquel, como su nombre bien indica, que no contiene ciertos ingredientes que pueden resultar nocivos para la salud de nuestra piel. Además, un protector solar natural sin químicos también es aquel que no daña los ecosistemas marinos. Lo cierto es que a veces no nos damos cuenta que los ingredientes que contiene nuestro protector solar acaba diluyéndose en el agua del mar o del río en el que nos bañemos y dañando irreparablemente la fauna y flora que lo habitan.

Una de las características más destacadas de cualquier protector solar natural sin químicos es que no contiene nanopartículas, que son partículas microscópicas de zinc o dióxido de titanio y son consumidas por la fauna marina, dañando también los arrecifes. Ingredientes como el zinc o el dióxido de titanio no son nocivos en per se pero sí lo son en su versión nano. Igualmente, un protector solar natural sin químicos tiene un efecto positivo en nuestra salud y la de nuestra piel ya que no sólo la protege de los rayos nocivos del sol sino que también la hidrata.

AFTER SUN NATURAL

Con la llegada del buen tiempo y nuestra exposición, voluntaria u ocasional, a los rayos solares resulta imprescindible proteger nuestra piel de los efectos nocivos de la exposición solar excesiva. Resulta igualmente importante hidratar y ayudar a regenerar la piel después del sol, para lo que un after sun natural se convierte en nuestro aliado perfecto.

Un after sun natural no está únicamente pensado para cuando nuestra piel se ha quemado o enrojecido, sino que resulta imprescindible después de la exposición solar diaria para restablecer la hidratación y elasticidad de nuestra piel. Otros beneficios de usar un after sun natural son algunos como evitar la aparición de estrías, combatir el envejecimiento prematuro de la piel y ayudarnos a conseguir un bronceado más bonito y duradero.

El ingrediente principal de un after sun natural es el aloe vera, un ingrediente que consigue calmar la piel en profundidad y proporcionarnos una inigualable sensación de frescor.

Otros ingredientes como el aceite de almendras dulces, el aceite de caléndula o el aceite de rosa mosqueta son conocidos ingredientes que podemos encontrar en un after sun natural. Además de los beneficios ya mencionados, utilizar un after sun natural también nos ayudará a aliviar la sensación de piernas cansadas, algo tan frecuente en los meses de más calor, y reparar pequeñas imperfecciones de la piel como cicatrices o granitos.

Por todo esto y más, es necesario pensar en un after sun natural como una parte imprescindible dentro de nuestra rutina de cuidados, tanto facial como corporal, en los meses de verano o siempre que estemos expuestos a los rayos solares de forma prolongada.