fbpx
ENVÍO GRATUITO A PENÍNSULA EN 24/48HS
SUSCRÍBETE Y RECIBE UN 10% DE DESCUENTO EN TU PRIMERA COMPRA
MUESTRAS GRATIS CON CADA PEDIDO
PIEL SENSIBLE, DERMATITIS ATÓPICA Y ECZEMA…¿QUÉ HAGO?

PIEL SENSIBLE, DERMATITIS ATÓPICA Y ECZEMA…¿QUÉ HAGO?

PIEL SENSIBLE: QUÉ ES? CAUSAS?

 

Hola guapísima,

 

Es un hecho indiscutible que los meses de invierno pueden ser difíciles en muchos sentidos (¡qué horror de frío!!) pero para las personas con la piel sensible o aquellas que padecen algún tipo de dermatitis atópica o eczema, puede convertirse en un verdadero suplicio.

 

En el artículo de hoy hablaremos de las recomendaciones generales a seguir si te sientes identificada en alguna de estas categorías, bien sea de forma transitoria o perenne. Y es que lo primero que deberíamos hacer es saber si tenemos la piel sensible o sensibilizada.

 

La piel sensible es aquella que siempre se muestra reacia a nuevos productos, que se irrita con facilidad, que todo lo que le aplicas le resulta demasiado agresivo o que sufre de brotes de eczema o dermatitis atópica de manera frecuente. Una piel sensibilizada es la que sufre una reacción alérgica a un tipo de comida, algún ingrediente cosmético o alguna medicación de forma puntual o que se irrita con facilidad cuando bajan las temperaturas.

 

Aunque obviamente también existen grados de severidad, tanto en la piel sensible como en la piel sensibilizada, si en líneas generales notas que en cuanto llega el invierno la piel te empieza a picar, la notas más seca que el desierto de Atacama o se te enrojece con mucha facilidad, probablemente te interese seguir leyendo…

 

PIELES SENSIBLES Y ATÓPICAS: TODO LO QUE NO SABÍAS

 

// Menos es más.

Ahora no es un buen momento para probar una rutina coreana de diez pasos ni para testar todos los cosméticos del baño de tu mejor amiga o de tu droguería del barrio. Las pieles sensibles, sensibilizadas, atópicas o con eczema quieren pocos productos pero buenos. En este caso la calidad sí que importa. Piensa que cuanto más alta sea la calidad de un producto, más información sabrás sobre el origen de sus ingredientes y más controlada estará su producción, por lo que también habrá sido testado dermatológicamente en muchas más ocasiones.

 

// Suavemente.

Tampoco es ahora un buen momento de lavarte la cara y frotarla como si no hubiera mañana si no de hacerlo de forma muy suave, como si se tratara de un pañuelo de seda al que le tienes mucho cariño. Huye de las limpiadoras en espuma, que tienden a astringir un poco más la piel, y elige una textura en gel como la Gentle Gel Cleanser de Grown Alchemist o en crema como la Grace Cream Cleanser de Antipodes.

 

 

// Mi mejor amigo.

Un spray facial calmante debería convertirse en tu mejor amigo cuando tu piel está sufriendo. La razón es que rebaja considerablemente la temperatura de una epidermis en ebullición y ayuda a restaurar la hidratación perdida. Intenta que sea lo más suave posible como el Rose Water Mist de Susanne Kaufmann o el Vital Unifier de Nuori, ambos ricos en ácido hialurónico de origen vegetal.

 

// Hidratación, hidratación, hidratación.

Y hablando de ácido hialurónico, integra en tu rutina un producto que lo contenga porque es el único ingrediente que logra absorber hasta mil (¡1000!) veces su propio peso en agua. El Hyaluron Serum de Susanne Kaufmann es el mejor que conozco porque es muy puro, contiene tan sólo tres ingredientes, y es un ácido hialurónico de muy buena calidad extraído directamente de la planta de aloe vera.

 

 

// No make-up, no SPF.

Los días que no te tengas que maquillar o no necesites usar protector solar, no lo hagas. Deja a la piel que respire lo máximo que pueda. Igualmente, cuando llegues a casa y no tengas que volver a salir ese día, asegúrate de limpiarte la cara en cuanto llegues y no lo dejes para el último momento justo antes de irte a dormir. La razón es la misma, dejar que la piel respire lo máximo posible.

 

 

// ¡Repetimos!

Si por ejemplo llegas a casa a las siete de la tarde, no necesitas volver a salir y te acuestas a eso de las diez u once de la noche, lávate la cara y aplícate tu crema y/o serum hidratante. Repite la operación una hora más tarde y una vez más antes de irte a dormir. Verás cómo tu piel lo agradece enseguida y absorbe la hidratación al instante.

 

 

// Conoce a tu enemigo.

Piensa que tanto la piel sensible, la sensibilizada o la que sufre de eczema o algún tipo de dermatitis reacciona de la forma en que lo hace por que el sistema inmunológico se siente agredido por algún factor externo. Los factores externos pueden ser de tipo emocional como el stress, la pérdida de algún ser querido o la ansiedad provocada por alguna situación; o también de tipo físico como ingerir algún tipo de alimentos (las comidas muy picantes son desaconsejables), algún tipo de medicación o el uso de algún producto que nuestra piel no tolera. Piensa en tus hábitos y estudia qué factor puede estar causando esta respuesta de tu piel.

 

CUIDADO DE LA PIEL SENSIBLE

 

Espero que ésta pequeña guía general te pueda ayudar si tienes la piel sensible o la notas sensible en algún momento puntual.

Yo tengo dermatitis atópica desde que nací y a la vez soy una persona muy nerviosa; una vez que entendí que los nervios que pasaba por cientos de cosas diarias tenían una consecuencia negativa directa en mi piel, empecé a intentar tomarme las cosas con más filosofía. Sé que no es fácil pero te aseguro que tu piel te lo agradecerá.

 

Tanto si te sientes identificada con este tipo de piel como si no lo haces, ya sabes que me puedes escribir a hola@lamiuk.com para consultarme cualquier duda y te ayudaré encantada.

 

Y por último, decirte que en La Miük ya estamos preparando el Black Friday de la semana que viene y éste año será grande…

 

Mil gracias por leerme.

 

Un beso,

 

Mónica

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
POSTS RELACIONADOS
Suscríbete a nuestro newsletter
Para cualquier duda o consulta
Buscar Productos
Recibe nuestro boletín semanal!
¿A que las mejores cosas en la vida siempre son compartidas?

¡Suscríbete a nuestra newsletter y compartiré contigo todo lo que sé de cosmética!

Y te regalamos un 10% de descuento en tu primera compra con el código LAMIUK10. Gracias por estar aquí.

newsletter