fbpx
Menú
No hay productos en el carrito
ENVÍO GRATUITO A PENÍNSULA EN 24HS
SUSCRÍBETE Y RECIBE UN 10% DE DESCUENTO EN TU PRIMERA COMPRA
MUESTRAS GRATIS CON CADA PEDIDO
LA CONSTANCIA ES LA CLAVE DE UNA BUENA PIEL

LA CONSTANCIA ES LA CLAVE DE UNA BUENA PIEL

 

En el siguiente artículo te explico por qué esta frase se ha convertido en el lema oficial de nuestra boutique online y qué cosas son importantes a tener en cuenta para sacar el máximo rendimiento a tu rutina de cuidados.

 

Visita inesperada

Cuando éramos más jóvenes que ahora y vivíamos en casa de nuestros padres, dabamos muchas (quizás demasiadas) cosas por hecho. Pensábamos que la nevera se llenaba sola, lista para ser atacada en cualquier momento de hambre inoportuna. También pensábamos que los baños, la cocina y el resto de la casa se limpiaban solos. Claro que ayudábamos puntualmente en días de fiestas o de invitados pero en el día a día nos desentendíamos totalmente de los quehaceres cotidianos.

 

Bien por que empezamos la universidad en otra ciudad distinta a la que vivíamos o bien por cualquier otra circunstancia, el día que nos independizamos fue un motivo de alegría. Nos hizo sentir adultas. Nos parábamos de imaginar todas las cosas que, por fin!, podríamos hacer sin tener que justificarlas ante nuestros padres.

 

Fué entonces cuando empezamos a darnos cuenta que las neveras no se autoreponían automáticamente. Que lo que más echábamos de menos de nuestra casa materna era el lavavajillas. Y que, a juzgar por cómo estaba el cuarto de baño, nos caía muchísimo el pelo.

 

El día que nuestra madre nos anunciaba una visita inesperada, empezábamos a sudar en frío. Perdíamos un día de clase para intentar recoger, limpiar y lavar. Queríamos lograr hacer en un día lo que no habíamos hecho en las últimas semanas.

 

Estoy convencida de que yo no era la única a la que le ocurría, verdad?

 

La importancia de las rutinas

Tanto si se trataba de la limpieza de la casa como de estudiar para los exámenes, siempre alguien nos hablaba de la importancia de las rutinas. No dejar todo para última hora. No sirve de nada querer hacer en un día lo que no has hecho durante meses. Si haces un poquito todos los días te costará mucho menos lograr tu objetivo, etc…

 

Solo lo entendimos con el tiempo.

 

Con nuestra piel pasa algo parecido. A la piel le gusta mucho la constancia. Y las rutinas. De nada nos sirve encerrarnos un domingo en el baño y limpiarla tres veces, exfoliarla dos e hidratarla con cada crema que encontremos si el resto de los días la descuidamos.

 

No tiene que ser una rutina japonesa de nueve pasos a diario. Ni siquiera necesitas gastarte muchísimo dinero en la última crema que te promete milagros. Lo único que necesitas es adecuar tu rutina a tu estilo de vida y a tu presupuesto. Y ser constante.

 

La constancia es la clave de una buena piel

 

 

Cinco pasos para cuidar tu piel

A continuación te propongo los cinco pasos indispensables en toda rutina diaria del cuidado de la piel.

 

1/Limpieza. Es el paso, sin duda, más importante de toda rutina. Por la mañana es preferible elegir una textura que refresque la piel y que podamos usar en la ducha como la Vital Foaming Cleanser de NUORI https://www.lamiuk.com/tienda/tratamiento-facial/vital-foaming-cleanser/ La piel suda por la noche y es importante lavarla con algún producto suave y no sólo con agua para evitar que se acumule suciedad.

 

Por las noches es muy importante realizar una doble limpieza; la primera vez para librarnos del maquillaje, la polución y la suciedad acumuladas y la segunda para limpiar la piel en profundidad. Para el primer paso yo siempre elijo un aceite como el Natural Glow de Antonia Burrell https://www.lamiuk.com/tienda/tratamiento-facial/natural-glow-cleansing-oil/ por que la mayoría del maquillaje y productos que usamos contienen aceite. El aceite atrae al aceite.

 

Una vez eliminados el maquillaje y la suciedad, pasamos a limpiar la cara con una limpiadora específica para nuestro tipo de piel como el Cleansing Gel de Susanne Kaufmann https://www.lamiuk.com/tienda/tratamiento-facial/cleansing-gel/

 

2/Tónico. La mayoría de las aguas que usamos para limpiarnos la piel contienen demasiada cal. ¿Sabes las manchas blanquecinas que quedan sobre la grifería? Pues pasa lo mismo con tu piel, lo que la vuelve sensible y en muchos casos hiperreactiva. El tónico es un paso importante porque no sólo regula el ph de la piel contrarrestando la carga alcalina del agua si no que también prepara a la piel para recibir el producto de tratamiento en óptimas condiciones.

 

Un favorito por sus propiedades calmantes y por adaptarse a todos los tipos de piel sería el Balancing Toner de la marca australiana Grown Alchemist https://www.lamiuk.com/tienda/tratamiento-facial/balancing-toner-rose-ginsengchamomille/ que contiene agua de rosas y camomila, que calman y reparan pero también ginseng coreano que ayuda a revitalizar las pieles cansadas.

 

3/Serum. Sin duda el producto de tratamiento más importante de una rutina. Si sólo puedes invertir en un sólo producto, haz que sea en el serum. Fíjate en que sus ingredientes sean de buena calidad y que responda a las necesidades de tu piel.

 

Si tuviera que elegir uno que es perfecto para todo tipo de pieles, sin duda eligiría el Hyaluron Serum de Susanne Kaufmann https://www.lamiuk.com/tienda/tratamiento-facial/hyaluron-serum/ Es tan puro y tan concentrado que únicamente consta de tres ingredientes. Notarás una diferencia enorme en el bienestar de tu piel.

 

4/Hidratación. Tanto de rostro como de contorno de ojos. Piensa en la hidratación como en la prenda de abrigo que te pones para protegerte del frío. Lo más importante de una crema hidratante es que te aporte confort, hidratación y protección a la piel.

 

Para esta época del año a mí me encanta la Dry Skin Oasis para piel seca https://www.lamiuk.com/tienda/tratamiento-facial/dryskin-oasis/ o la Iyöbalance para pieles mixtas o grasas https://www.lamiuk.com/tienda/tratamiento-facial/iyokbalance/, ambas de la extraordinaria marca orgánica Ami-Iyök.

 

5/Amabilidad. No me cansaré de repetirlo nunca. La amabilidad es una factor importantísimo en una rutina. Sé amable con tu piel. No la trates, rasques y frotes como si no te perteneciera. Cuidala y quierela siempre.

 

¿Qué te parece la rutina de 5 pasos de LA MIÜK?

¿Te animas a que forme parte de tus buenos propósitos para 2018?

 

Ya sabes que si tienes alguna duda o necesitas información sobre alguno de los pasos, aquí estoy en hola@lamiuk.com para ayudarte.

 

Como siempre, muchas gracias por leerme.

 

Un beso,

 

Mónica

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
POSTS RELACIONADOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar Productos