fbpx

BRONCEADOR ORGÁNICO

Un bronceador orgánico es el producto perfecto para aportar un toque de color a las pieles más pálidas y luminosidad y calidez a las pieles medias a oscuras. Hasta ahora, los bronceadores tradicionales, por lo general en formato de polvo suelto a compacto, dejaban un residuo anaranjado en la piel poco natural y nada favorecedor; además, su textura en polvo hacía que resaltara aún más las pequeñas imperfecciones de la cara tales como poros abiertos, líneas de expresión y ojeras.

Un bronceador orgánico, sin embargo, es un producto casi siempre en formato crema que se mimetiza perfectamente con la propia piel y se asegura un resultado totalmente natural y creíble, nunca artificial.

Un bronceador orgánico está compuesto por ingredientes orgánicos procedentes de la naturaleza, con lo que no resecan la piel ni crean el efecto máscara tan común en los productos bronceadores convencionales. Un bronceador orgánico se convierte en una extensión de los productos que utilizamos normalmente como parte de nuestra rutina de cuidados con la ventaja añadida de aportarnos un toque de color al rostro.

MAQUILLAJE BRONCEADOR

El maquillaje bronceador es el producto que consigue reunir los efectos de un maquillaje tradicional y un producto bronceador para un resultado cálido, con color y lleno de luminosidad en la piel. Por lo general, elegimos nuestro tono de maquillaje basándonos en nuestro tono base de piel pero si lo que queremos es subir un poco el tono, bien por vernos demasiado pálidas o para alargar el tono conseguido durante el verano, el maquillaje bronceador es la solución ideal.

Con los productos tradicionales, hasta ahora tenías que decidir entre un maquillaje en tu tono y un producto bronceador aplicado por encima para que no te dejara marcadas las antiestéticas líneas entre el tono que querías lograr y el que realmente tenías. Una nueva generación de maquillaje bronceador en crema permite, gracias a su textura, fundirse completamente con tu piel para lograr el resultado que estabas buscando. El maquillaje bronceador te aportará luz al rostro al instante, tanto usado de forma puntual en partes concretas del rostro como sustituto de la base de maquillaje que utilizas normalmente.

Si buscas darle un toque de color a la piel o quieres alargar el color de los meses de verano, elige un maquillaje bronceador y lograrás ese precioso color de cuando vuelves de las vacaciones estivales. Además, el maquillaje bronceador te ayudará a camuflar las pequeñas imperfecciones de la piel tales como ojeras muy marcadas, granitos inesperados o falta de luminosidad en general.

¿CUÁL ES EL MEJOR BRONCEADOR?

La pregunta de ¿cuál es el mejor bronceador? tiene, en realidad, una clara respuesta. El mejor bronceador es aquel que se adapta perfectamente a tu piel y cuyo resultado es natural y totalmente creíble, sin la sensación del tan temido efecto máscara o acabado artificial. El mejor bronceador suele tener textura en crema porque se adapta mucho mejor a la piel del rostro y no marca tanto las pequeñas imperfecciones como los poros o las líneas de expresión.

El mejor bronceador es aquel que te da el tono que tienes al final de verano cuando acabas de volver de vacaciones, el que se mimetiza totalmente con tu piel y, además, le aporta luminosidad y calidez al rostro.

EL MEJOR ACEITE BRONCEADOR

El mejor aceite bronceador es el que consigue no sólo aportar un toque de color a la piel si no también ensalzar el color propio y aportar luminosidad. El mejor aceite bronceador, además, también hará las funciones de producto hidratante y nos ayudará a mantener la piel tersa y radiante. Hace muchos años, cuando aún desconocíamos los efectos nocivos de los rayos solares en nuestra piel, solíamos acudir a la playa o piscina con cualquier aceite que tuviéramos a mano, aunque fuera de cocina.

Hoy en día es algo que ya no nos atreveríamos a hacer porque sabemos de las consecuencias negativas que puede traer a la salud de nuestra piel pero aún así, no queremos renunciar a las ventajas de usar el mejor aceite bronceador que podamos. El mejor aceite bronceador será lo suficientemente versátil para que lo podamos usar tanto en la piel del rostro como en la del cuerpo, una textura fácil de extender y de rápida absorción y un olor que nos recuerde a las interminables noches de verano.