fbpx

Kjaer Weis

KJAER WEIS es una línea orgánicade productos de maquillaje y cuidado de la piel procedentes de Dinamarca. En poco tiempo se ha convertido en una marca de culto por su paleta de colores, su larga duración y por el packaging más exquisito del mundo.

Su fundadora, Kirsten Kjaer Weis, es una maquilladora profesional danesa que a lo largo de su trayectoria profesional se dió cuenta que muchos de los productos de maquillaje de marcas convencionales irritaban la piel de las modelos así que empezó a buscar alternativas. Las líneas de maquillaje orgánico existentes, sin embargo, aguantaban muy poco en la piel y necesitaban de contínuos retoques así que después de varios años de investigación se animó a crear una línea con el perfecto equilibrio entre un producto de maquillaje natural y uno duradero. Se basó en su experiencia profesional a la hora de elegir el tipo de productos que más usaban las mujeres en el día a día así como los colores que resultaban más favorecedores para todo tipos de piel. Al fin y al cabo, todos nos maquillamos para intentar resaltar mejor nuestros rasgos y todo el mundo prefiere que le digan que tiene buena cara y no que tiene un buen maquillaje. Aún hoy en día, Kirsten se encarga de inspeccionar todos los productos que salen a la venta y asegurarse así de que cumplen con los estándares de calidad por la que son famosos sus productos.

Todos los productos KJAER WEIS están hechos en Italia bajo los más estrictos controles orgánicos, certificados por la CCPB (Controllo e Certificazione Prodotti Biologici). Están libres de GMO, parabenos, siliconas, emulsificadores, petroquímicos o fragancias sintéticas y son cruelty-free. Existen recambios de todos los productos con el fin de reducir el gasto y el impacto medioambiental al no tener que comprar, y consecuentemente tirar, los envases vacíos.

Su maravilloso packaging lo realizó Marc Atlan, un director creativo con una colección de premios a sus espaldas. Su concepto era crear unas cajas rojas, como de joyería, y combinarlas con un envase metálico que simulara una joya. El resultado es elegante, atemporal e icónico.