fbpx
Menú
No hay productos en el carrito
ENVÍO GRATUITO A PENÍNSULA EN 24HS
SUSCRÍBETE Y RECIBE UN 10% DE DESCUENTO EN TU PRIMERA COMPRA
MUESTRAS GRATIS CON CADA PEDIDO

¿QUÉ HAGO CON MI PELO EN VERANO..?

No sé si a tí te pasa pero yo no dedico a cuidarme el pelo ni la mitad del tiempo que le dedico a mi rostro. No es que no me importe, todo lo contrario, pero lo cierto es que nunca lo convierto en una prioridad y cuando reacciono ya suele ser demasiado tarde. Conozco a personas, como mi hermana mayor, que son justamente lo contrario y dedican la mayor parte de su tiempo y presupuesto a cuidar de su cabello.

 

Además, cuando llega el buen tiempo siempre lo llevo recogido por que me da muchísimo calor! ¿Sabes esa sensación de cuando te notas la nuca sudada y los pelos de alrededor super enredados debido a la humedad? Eso es justamente lo que me pasa a mí y luego para desenredarme veo las estrellas.

 

En el artículo de hoy te hablaré de cómo reacciona tu pelo ante el calor y qué cuidados básicos deberíamos realizar para no llegar a Septiembre con el cabello frito…

 

¿No te parece curioso que la piel se oscurezca con la exposición solar mientras que el pelo se aclara..? La responsable en ambos casos es la melanina. La melanina, como ya comentamos en un post anterior, es un pigmento que se encuentra en la mayoría de los seres vivos y es la responsable de nuestro color de pelo, piel y ojos.

 

En el caso de la piel, la melanina se encarga de oscurecer la piel para protegerla de los rayos solares. Sin embargo, el caso del cabello es distinto por que las células capilares no están vivas como las células cutáneas por lo que la melanina no las puede proteger.

 

La mayoría del pelo que tenemos repartido por todo el cuerpo está compuesto por células capilares muertas. La raíz es la que está viva y una vez que crece y sale al exterior, las células mueren. Si la melanina es la responsable por el color de pelo que tenemos, una persona de pelo muy claro suele tener poca melanina mientras que una persona de cabello muy oscuro produce mucha más melanina. La piel se protege de la sobreexposición solar produciendo más melanina pero el cabello no puede producir más melanina para defenderse puesto que sus células están ya muertas. Por lo tanto, la sobreexposición solar destruye la melanina existente en el cabello y lo decolora hacia un tono más claro. El pelo de la raíz, y el que te crezca nuevo, sí que volverá a crecer con melanina.

 

Sabiendo esto, la pregunta que se hace mucha gente es ¿vale la pena dedicarle tanta atención e invertir tanto en nuestro cabello si en realidad las células capilares, excepto de la raíz, están muertas..?

 

Piensa en una planta. A pesar de que existen opiniones muy diferentes al respecto, hay mucha gente que argumenta que la mayoría de las plantas sólo están vivas en su raíz y que el resto de la planta, la parte más visible, siente los estímulos externos tales como el tipo de luz, el agua, el frío, etc.. pero toda la actividad vital de la planta se concentra únicamente en su raíz. Pero no por eso dejaríamos de cuidar de ellas!! Con nuestro cabello para algo parecido y es únicamente su raíz la que contiene células capilares vivas pero la parte visible, la que vemos y cuidamos más, también reacciona a estímulos y a cuidados. Si lo piensas bien, casi es mejor que sólo las células capilares estén vivas en la raíz del cabello; de otra forma, nos dolería cortarnos el pelo como si nos cortaran la piel!!

 

El caso es que el pelo está formado por fibras de queratina y funciona exactamente igual que un hilo de lana, por ejemplo. Si el hilo se abre y se le sueltan las fibras, resulta mucho más difícil coser con él, se rompe fácilmente y no aguanta el cosido. Con el pelo pasa exactamente lo mismo y si se abren las fibras capilares que lo forman, se romperá fácilmente y se mostrará débil y quebradizo.

 

El sol, el salitre del agua del mar, el cloro de la piscina y lavar el pelo con mucha más frecuencia de la que acostumbramos, son factores que contribuyen a que las fibras de queratina se abran cada vez más y el pelo se reseque y se vuelva débil.

 

A continuación comparto cuatro consejos facilísimos para cuidar de tu pelo este verano:

 

//Hidratación, hidratación, hidratación. Es la palabra clave para evitar que las fibras de queratina del cabello se separen, para proteger tu color (tanto si es natural como teñido), evitar que se descolore y protegerlo de agresiones tales como los rayos solares, el salitre o el cloro. Si el producto que utilices para hidratar el cabello contiene, además, protección solar añadida como el Aceite de Lavanda o la Crema Hidratante de Santal de Christophe Robin, conseguirás matar dos pájaros de un tiro.

 

//Menos secador. Te lo digo yo, que soy la reina del frizz y no puedo vivir sin secarme el pelo!! En verano el pelo está sometido a muchas más agresiones externas y lo lavamos con mucha más frecuencia que de costumbre; si usamos el secador a diario, se acabará secando y debilitando muchísimo. Mi truco es llevarlo con “efecto mojado” a la vez que lo hidrato: después de la playa o piscina me lo lavo como siempre pero en vez de secarlo con el secador o la plancha, aplico unas gotas del Rejuvenating Oil de Philip B. y me lo peino para atrás. La verdad es que es un gusto no tener que usar el secador de vez en cuando y si la reina del frizz puede, tú seguro que también!!

 

//Recógelo con cuidado. ¿Sabes cuándo sales de darte un baño en el mar, te estiras en la toalla y el pelo te empieza a gotear sobre el libro que estás leyendo? Lo que yo hago es coger la primera goma que encuentro en mi bolsa de playa y recogerlo… sin darme cuenta de que muchas de las gomas de pelo que utilizo rompen el pelo, sobre todo cuando está mojado. Asegúrate de utilizar una que esté recubierta o apúntate a la moda del coletero, que al parecer vuelven a estar de moda!

 

//Sé amable. El pelo se enreda mucho más en verano debido a la humedad ambiental y se seca mucho más. Asegúrate de usar un champú lo suficientemente suave como para usarlo a diario (ahora mismo yo estoy alternando el Champú de Rosas y el Champú Purificante, ambos de Christophe Robin y perfectos para uso diario) y un cepillo o peine que evite tirones innecesarios.

 

 

 

 

Hace un par de semanas estaba hablando con mi amiga Vicky y me pidió consejo acerca de un tratamiento para el pelo usando la frase “tengo el pelo hecho un fistro” y me hizo reír a carcajadas…

 

Si tú no quieres llegar a Septiembre con el pelo hecho un desastre, cuídalo un poco este verano y piensa, sobre todo, en hidratarlo.

 

Estoy convencida de que alguna de vosotras tiene algún truco o consejo de su propia cosecha para cuidar el pelo en los meses de verano y me encantaría que lo compartieras!!

 

Escríbeme a hola@lamiuk.com si tienes alguna duda, necesitas consejo acerca de algún producto o rutina o simplemente quieres pasar a saludar.

 

Por cierto, ¿cuándo coges vacaciones este año? ¿qué planes tienes?

 

Mil gracias por leerme.

 

Un beso,

 

Mónica

 

 

SaveSave

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
POSTS RELACIONADOS

1 comentario en “¿QUÉ HAGO CON MI PELO EN VERANO..?”

  1. Mónica no sabes cómo ha cambiado mi pelo pajizo…mi rutina de aceite de lavanda, junto con la crema hidratante y el champú de cuatro aceites me ha hecho milagros… ya puedo decir que no es un fistro!!! Un beso guapa!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar Productos