fbpx
Menú
No hay productos en el carrito
ENVÍO GRATUITO A PENÍNSULA EN 24HS
SUSCRÍBETE Y RECIBE UN 10% DE DESCUENTO EN TU PRIMERA COMPRA
MUESTRAS GRATIS CON CADA PEDIDO

¿SON LAS CREMAS ANTI-AGEING UN CUENTO CHINO…?

¡Hola guapísima!

 

¿Sabes cuando a veces te cuentan una historia de alguien, conocido o no, que no tiene ni pies ni cabeza, pero que te lo acabas creyendo como si fuera verdad? Historias que no tienen sentido y, aún así, nos negamos a renunciar a ellas. Y es que, admitámoslo, a todas nos gusta creer en los mitos en mayor o menor medida.

 

Mi hermana pequeña, con la que compartí habitación durante muchos años de infancia, no sé por qué pero en algún momento empezó a interesarse por la historia de Walt Disney. El hombre de carne y hueso, no la compañía de animación que creó. Así que resulta que un buen día mi hermana va y me cuenta que Walt Disney, en realidad, no estaba muerto sino que estaba congelado. La imagen del pobre hombre como un rodaballo en un arcón frigorífico esperando a que la ciencia avanzara lo suficiente como para que lo pudieran descongelar de nuevo, me rondó por la cabeza durante muchos años.

 

El caso es que nunca me pregunté cómo podía ser posible, cómo había desafiado este buen hombre las leyes más elementales de la física o qué pasaría si había un apagón y la nevera industrial donde estaba “almacenado” se quedaba sin suministro eléctrico. Incluso hoy en día, hay una parte de mí que se niega a creer que todo fue un cuento chino. O que Elvis, en realidad, no se murió sino que se fué a vivir a México.

 

Algo parecido pasa con el concepto anti-ageing. ¿Es un cuento chino, una estrategia de marketing o tiene algún fundamento? En el artículo de hoy hablaremos de si las cremas anti-ageing tienen algún sentido, o no, dentro de nuestra rutina diaria de cuidados.

 

La respuesta a la pregunta del título es muy clara: las cremas no son el cuento chino pero el concepto anti-ageing sí que lo es y a continuación te explico por qué.

 

Puede que un día vayas a la frutería y compres la manzana más bonita que hayas visto nunca; su color, su forma, su frescura, todo en ella es perfecto. Tanto, que te da pena comerla y decides dejarla como elemento decorativo en el frutero. Pasan los días y le notas el color más apagado y la textura más rugosa sin que nada puedas hacer por evitarlo. Es lo que se conoce como oxidación celular y a tu piel le ocurre lo mismo con el paso de los años. Además, también está la ley de la gravedad, que lleva aquí muchos más años que cualquiera de nosotras y siempre sale ganando. Ambos factores, entre otros muchos, contribuyen a la falta de firmeza y al envejecimiento de la piel. No existe ninguna crema lo suficientemente milagrosa como para ir en contra de ellos y, por lo tanto, lo de anti-ageing es un concepto un poco absurdo que deberíamos usar más como una forma de hablar que creyendo a pies juntillas su significado.

 

El mejor método anti-ageing que existe se resume en tres conceptos:

 

// PREVENIR.

Es, sin duda, el mejor método para luchar contra el paso del tiempo en nuestra piel. Si ya sabemos a ciencia cierta que pasaremos por un proceso de oxidación celular, deberíamos entonces tratar de “alimentar” nuestra piel con ingredientes que puedan posponer el proceso lo máximo posible. En este caso, es imprescindible la hidratación y cremas como la Vital Face Cream de Nuori o Line T Day Cream de Susanne Kaufmann contienen ácido hialurónico de origen vegetal que no sólo hidrata la piel a nivel epidermis sino que también consigue retener dicha hidratación a nivel subcutáneo.

 

 

// RALENTIZAR.

Sabiendo que el proceso de envejecimiento es inevitable porque es ley de vida, es más razonable utilizar cremas que contengan ingredientes antioxidantes como la Vanilla Pod Day Cream de Antipodes o ingredientes reparadores como los que encontramos en cremas de uso nocturno como la Avocado Pear Night Cream de Antipodes o la Ultrarich Dream de Ami-Iyök. De hecho, esta última marca se opone al uso del término anti-ageing por considerarlo un tanto engañoso y prefiere usar el concepto slow-ageing.

 

 

// REVERTIR.

Si consideras que ya es demasiado tarde para los dos pasos anteriores y no consigues aceptar las arrugas y líneas de expresión que se han instalado definitivamente en tu rostro, entonces echa mano de un producto que contenga un derivado de la vitamina A como la Day Cream o la Night Cream de Verso. El retinol es el único ingrediente dermatológicamente probado que consigue atenuar y revertir el paso del tiempo en la piel. Ten en cuenta, eso sí, que no es un ingrediente orgánico al haber sido manipulado en un laboratorio.

 

 

En cualquier caso, con el post de hoy me gustaría quitarle un poco de hierro al tema de las arrugas y que no las veamos siempre como una especie de bestia negra que nos aparece en la cara para hacernos la vida imposible. Puede que no te gusten demasiado porque se nos enseña a odiarlas desde muy temprana edad, pero ni son lo más importante en el conjunto de tu cara ni deberías pasar más de un par de minutos al día.

 

Es mucho más importante tu sonrisa, el brillo de tus ojos y la actitud con la que vas por la vida. Te aseguro que son este tipo de cosas las que ve la gente que te quiere y no si tienes una arruga de más o de menos en la frente. Cuida de tu piel siempre pero nunca dejes que su proceso de envejecimiento te obsesione.

 

Como siempre, te invito a que me escribas un email a hola@lamiuk.com si tienes cualquier duda cosmética. Agradezco infinito todos los mensajes que me llegan a través de Instagram pero a veces hay preguntas importantes que se acaban perdiendo, por eso te animo a que me escribas un email, aunque sea de una línea, para que te pueda contestar como te mereces ; ))

 

Gracias por leerme.

 

Un beso,

 

Mónica

 

 

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
POSTS RELACIONADOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar Productos