fbpx
Menú
No hay productos en el carrito
ENVÍO GRATUITO A PENÍNSULA EN 24HS
SUSCRÍBETE Y RECIBE UN 10% DE DESCUENTO EN TU PRIMERA COMPRA
MUESTRAS GRATIS CON CADA PEDIDO

TODA LA VERDAD SOBRE LAS MASCARILLAS

Digamos que siempre fuiste fan de las novelas de Agatha Christie o que devoras libros de novela negra más rápido que yo una caja de donuts, en el artículo de hoy hablaremos sobre las mascarillas y por qué su necesidad, o no, su uso y sus efectos suelen ser uno de los grandes misterios dentro de tu rutina.

 

Y es que a menudo esperamos demasiado de la mascarilla incorrecta o no sabemos sacarles todo el partido que podríamos a la que tenemos. Sigue leyendo para salir de dudas y dale la bienvenida a uno de los productos que más te puede cambiar la piel a mejor.

 

La pregunta más recurrente que escucho acerca de las mascarillas faciales es ¿son realmente necesarias? Y la pregunta es un sí pero con matices.

 

Digamos que las mascarillas son el equivalente de un postre después de una buena comida. El postre puede ser una macedonia de frutas frescas en verano (¿quién le dice que no a una buena rodaja de sandía?) o una tarta de chocolate con nata por encima. A igual que con los postres, existen muchos tipos diferentes de mascarillas que se adaptan a lo que te pida el cuerpo o, en este caso, tu piel.

 

Un buen postre te puede llenar el hueco que te deje una comida o ser el final perfecto. De la misma forma, una mascarilla puede llegar a donde tu rutina diaria no llega y ser el complemento perfecto para una necesidad cutánea específica.

 

Aunque cada mascarilla es diferente en composición y resultados, existen tres tipos generales de mascarillas para el rostro:

 

// Las que hacen el trabajo sucio.

Y es que aunque seas diligente con tu rutina diaria, a veces la piel se ensucia debido a la polución, a la tendencia grasa que pueda tener o a la secreción de ciertos productos. El resultado es una piel con granitos y puntos negros.

Existen otros factores como los rayos solares que hacen que a algunas pieles le salgan manchas, sobre todo en la zona central de la cara. El resultado es una piel apagada, de aspecto mate y con falta de luminosidad.

Es necesario, por lo tanto, pasar la “aspiradora “ y devolverle un aspecto más lustroso a tu epidermis. En esta categoría tienes las mascarillas con base de arcilla como la Deep Cleansing Masque: Wheatgerm, Gingko&Cranberry  de Grown Alchemist, la Healing Earth Mask de Susanne Kaufmann o la Oceanik Mask de Ami-Iyök que absorben todas las impurezas y la grasa acumulada en la superficie.

Todas ellas tienen una acción purificante y antibacteriana sobre la piel. En esta categoría también están las mascarillas que contienen algún tipo de ácido y realizan un peeling gracias a las enzimas de frutas como la papaya o la piña. Un buen ejemplo de esta última categoría sería el Enzyme Peel de Susanne Kaufmann, a medio camino entre un peeling y una mascarilla.

 

 

// Las que te invitan a un buen vaso de agua.

O lo que es lo mismo, las que te aportan hidratación.

Debido al ritmo de vida actual de la gran mayoría de nosotras, me atrevo a afirmar que alrededor del 99% tenemos la piel deshidratada. Ojo! no confundamos piel seca con piel deshidratada; a la primera le falta aceite y a la segunda le falta agua.

Puedes tener la piel grasa con sobreproducción de aceite e igualmente deshidratada. Una piel deshidratada se caracteriza por estar apagada, poco jugosa y sin brillo. Si eres de las que te maquillas por las mañanas y a medio día te preguntas a dónde se ha ido tu maquillaje, del que únicamente te quedan restos, seguramente la razón es que tengas la piel deshidratada. Tu epidermis está tan sedienta que se “come” todo lo que le apliques.

Además, el mejor antídoto para el paso del tiempo y evitar que se nos marquen las arrugas y líneas de expresión más de lo que nos gustaría, es tener la piel bien hidratada siempre. Yo noté una gran diferencia en la textura y calidad de la piel desde que empecé a tomarme en serio la hidratación y a aplicarme mascarillas hidratantes una o dos veces por semana. Tanto la Moisturizing Mask de Susanne Kaufmann como la Supreme Moisture Mask de Nuori son excelentes para hidratar la piel en profundidad.

Mi truco es lavarme la cara por las noches, aplicar el tónico y después utilizar una de estas dos mascarillas. Para aprovechar al máximo su efecto no me la retiro sino que me voy a dormir con ella puesta (desde que me la aplico hasta que me voy a la cama suelen pasar un par de horas, tiempo suficiente para que se absorba de la superficie de la cara y no pringar la almohada). A la mañana siguiente noto la piel elástica, jugosa y muy suave.

 

 

 

// Las híbrido, como el coche de moda.

En un mundo perfecto, todas tendríamos por lo menos dos mascarillas (una purificante y otra hidratante) en rotación y las usaríamos en distintos días o incluso en el mismo día, una seguida de la otra.

Pero la mayoría de las veces nos obligan a optimizar nuestros recursos y nuestro tiempo. Es aquí donde entran las mascarillas híbrido, las que son capaces de combinar una limpieza profunda de la piel y, al mismo tiempo, proporcionarnos una dosis de hidratación extra.

O lo que popularmente conocemos como matar dos pájaros de un tiro. Los ejemplos más notables de esta categoría son la Aura Manuka Honey Mask de Antipodes, una mascarilla con estatus de culto; contiene miel de Manuka neozelandesa, considerada la mejor miel del mundo y con propiedades antibacterianas y antisépticas al mismo tiempo que aceite de aguacate, muy nutritivo e hidratante. La segunda es la Mask Supreme 7-in-1 de Antonia Burrell que, tal y como su nombre indica, esta mascarilla contiene siete potentes acciones en un solo producto: alisa, detoxifica, repara, hidrata, aclara, ilumina y protege… ¿qué más se puede pedir?

 

 

La mayoría de las mascarillas faciales no es recomendable usarlas en la zona del contorno de los ojos. Es un área del rostro muy delicada que puede reaccionar negativamente a alguno de los ingredientes que el resto de la piel de la cara soporta sin problemas.

Lo mejor es aprovechar el día que te aplicas una mascarilla para usar también una de las mascarillas de hidrogel Reviving Eye Mask de Verso Skincare, que tienen forma de parche y están cargados de ácido hialurónico y vitamina A para hidratar y alisar la delicada zona alrededor de los ojos. Y si los dejas en la nevera, ¡no te imaginas el gusto de aplicarlos así fresquitos!

 

Y tú, ¿eres fan de las mascarillas faciales? ¿las usas con frecuencia? ¿cuáles son tus favoritas? A lo mejor tienes la receta para una buena mascarilla casera, ¿te apetece compartirla?

 

Escríbeme a hola@lamiuk.com si tienes preguntas acerca de cualquier cosa relacionada con el cuidado de la piel o el maquillaje, si conoces el secreto de una mascarilla increíble o si simplemente te apetece charlar un rato.

 

Me gusta tu compañía. ¡Gracias por leerme!

 

Un beso,

Mónica

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
POSTS RELACIONADOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar Productos