fbpx
Cosmética natural  /  Limpiadoras

PRODUCTOS PARA LA LIMPIEZA FACIAL

Los Limpiadores Faciales que usamos a diario constituyen el paso más importante dentro de nuestra rutina. Dependiendo de nuestro tipo de piel, nuestro estilo de vida y nuestro presupuesto deberíamos elegir productos para la limpieza facial que se adapten a nosotros y no nosotros a ellos.

Mostrando todos los resultados (14)

Y es que en muchas ocasiones elegimos productos para la limpieza facial basándonos en el marketing o las recomendaciones de otras personas sin tener en cuenta las propias necesidades de nuestra piel.

La limpieza constituye el paso más importante dentro de nuestra rutina y no sólo hace que la piel se ve más cuidada y luminosa sino que también la prepara para recibir los productos de tratamiento posterior en óptimas condiciones. Si no estás segura de qué productos para la limpieza facial te pueden ir mejor, no dudes en consultarnos y te ayudaremos encantados a encontrarlos.

EL MEJOR LIMPIADOR FACIAL

El mejor limpiador facial es aquel que se adapta a tu tipo de piel y que respeta su ph natural. La piel tiene una finísima película que la protege de las agresiones externas y es importante mantener su ph en un índice entre el 4,5 y el 5,5 para que no se sienta agredida y se irrite con facilidad. El mejor limpiador facial es, por tanto, el que sepa respetar las condiciones de tu piel. Tu piel es única y tu limpiador facial debería de serlo también.

CREMA LIMPIADORA FACIAL

La crema limpiadora facial es la solución ideal para realizar la limpieza de pieles de secas a muy secas, sensibles y con tendencia a irritarse. Una buena crema limpiadora facial contiene ingredientes lo suficientemente emolientes como para conseguir dejar la piel hidratada y jugosa, además de perfectamente limpia.

Una buena crema limpiadora facial nunca te dejará la piel tirante, enrojecida o deshidratada sino que te proporcionará un extra de confort a la hora de realizar tu limpieza facial.

GEL LIMPIADOR FACIAL

Un gel limpiador facial es el mejor método para limpiar las pieles mixtas con tendencia grasa, las pieles grasas, las pieles con impurezas o las pieles normales que buscan una sensación de frescor extra en el primer paso de su rutina. Utilizar un gel limpiador facial, además, conseguirá penetrar fácilmente en los poros gracias a su consistencia y limpiar la cara de forma rápida y eficiente.

Si eres de las personas a las que le cuesta lavarse la cara y siempre le da pereza cuando llega el momento, te recomendamos que elijas un gel limpiador facial antes que una crema limpiadora o una leche desmaquillante ya que la sensación de frescor que te dejará un gel limpiador facial en la piel hará que desees que llegue el momento de tu limpieza diaria.

LECHE LIMPIADORA

Utilizar una leche limpiadora es el método de limpieza preferido entre las personas que quieren evitar utilizar agua en su rutina de limpieza facial bien por una elección puramente personal o porque tienen una piel hipersensible que no la tolera bien.

La leche limpiadora se suele aplicar y retirar con la ayuda de un algodón. Está compuesta por ingredientes lo suficientemente potentes como para retirar las impurezas y limpiar la piel en profundidad con una sola pasada; la mayoría también son adecuadas para usar en la zona del contorno de los ojos.

Una leche limpiadora es un producto muy emoliente que nos proporcionará una intensa sensación de confort y nos dejará la piel calmada. Es importante, eso sí, evitar las que contengan un elevado número de ingredientes artificiales y optar por ingredientes naturales a la hora de elegir la leche limpiadora que mejor se adapte a nuestro tipo de piel.

LECHE DESMAQUILLANTE

La leche desmaquillante es el clásico producto que nos hace la vida mucho más fácil; consigue retirar todo el maquillaje y las impurezas diarias en un solo gesto.

En toda rutina facial que comience con el método de la doble limpieza, la leche desmaquillante supone el perfecto primer paso para, a continuación, proceder a limpiar la piel en profundidad con un producto adaptado a nuestro tipo de piel, que puede ser un gel limpiador, una leche limpiadora o una espuma limpiadora. La leche desmaquillante no suele necesitar de agua; al igual que la leche limpiadora se aplica y retira con la ayuda de un algodón.

Existen productos de cosmética natural que combinan las acciones de ambos productos y la leche desmaquillante se puede usar también perfectamente como leche limpiadora mientras que existen algún tipo de leche desmaquillante que está pensada únicamente para retirar el maquillaje pero no para limpiar la piel en profundidad.

Siempre resulta recomendable tener una leche desmaquillante entre nuestros productos aunque no nos guste usarla a diario, siempre viene bien para los días en los que necesitamos limpiarnos la cara de forma rápida y eficaz de forma suave.

You don't have permission to register