fbpx

PROTECTOR SOLAR FACIAL

Un buen protector solar facial debería ser una pieza imprescindible dentro de tu neceser cosmético, sobre todo en los meses de más calor y en los climas que disfrutan más horas de sol al año. El uso de un protector solar facial no solo reduce considerablemente el riesgo de padecer cáncer de piel y otras afecciones sino que ayuda a ralentizar el proceso de envejecimiento prematuro de la piel.

A pesar de que la oferta actual es inmensa, sigue siendo complicado encontrar un buen protector solar facial y existen ciertos factores que deberías de tener en cuenta antes de adquirirlo. Un buen protector solar facial es aquel que te protege efectivamente de todo tipo de radiación ultravioleta: los rayos UVA, que son los responsables de la oxidación cutánea y los responsables del envejecimiento prematuro de la piel y los rayos UVB, que son los que causan las quemaduras provocadas por el sol y sensibilizan la piel.

En cualquier caso, el mejor protector solar facial es aquel que se adapta perfectamente a las necesidades de tu piel y a tu estilo de vida; es la única forma de que no te dé pereza usarlo a diario. Encuentra el protector solar facial para ti y piensa en él como parte de tu rutina diaria.

EL MEJOR PROTECTOR SOLAR FACIAL

Seguro que te has preguntado muchas veces cuál es el mejor protector solar para ti. Y es que el índice SPF puede resultar confuso en la mayoría de los casos. Tendemos a asumir que el mejor protector solar es aquel que tiene un SPF más alto pero esto no resulta cierto ya que una crema solar con SPF30 no nos va a proteger el doble que una crema solar con SPF15.

Este índice se refiere al tiempo que puedes permanecer bajo los rayos del sol sin quemarte. Si, por ejemplo, eres de las personas que puede tomar el sol (sin protección) durante 15 minutos sin quemarse, cuando te aplicas una crema solar de protección SPF15, este período de tiempo se multiplica por 15, lo que quiere decir que puedes permanecer al sol durante casi cuatro horas sin riesgo de quemaduras.

Como puedes comprobar, el mejor protector solar para tu tipo de piel siempre depende de su naturaleza específica de cuánto tiempo puede permanecer al sol sin quemarse para poder calcular qué protección es la más adecuada.

Otra pregunta que nos solemos hacer es si el mejor protector solar es físico o químico. Los protectores solares físicos son aquellos que forman una barrera física entre los rayos solares y la piel, no dejando que penetren. Los protectores solares químicos, por otra parte, son aquellos que consiguen absorber los rayos solares aprovechando la parte positiva y expulsando la parte que puede resultar nociva para la salud de nuestra piel.

Encontrar el mejor protector solar siempre dependerá de tu tipo específico de piel y circunstancias. Siempre vale la pena que te dejes asesorar en caso de dudas y poder decidir cuál es el mejor protector solar para ti.

PROTECTOR SOLAR FACIAL ANTIMANCHAS

Las manchas cutáneas ocasionadas o provocadas por la sobreexposición a los rayos solares, es una de las condiciones de la piel que menos tardan en aparecer pero que más difícil resulta eliminar. La prevención es la palabra clave y el uso regular de un protector solar facial antimanchas es obligatorio para las personas que quieren evitar la formación de nuevas manchas y conseguir atenuar las ya existentes.

El tipo de protector solar antimanchas que más efectivo resulta en la mayoría de los casos es un protector solar físico, que consigue crear una barrera entre la piel y los rayos solares, no dejando que penetren en ningún momento. Los ingredientes más comunes de un protector solar facial antimanchas son el dióxido de titanio y el óxido de zinc.

Sin embargo, el mejor protector solar facial antimanchas es intentar mantenerse alejado de las radiaciones solares el máximo de tiempo posible, sobre todo en las horas centrales del día, y cubrirse con ropa protectora.

PROTECTOR SOLAR FACIAL PARA LA PIEL GRASA

Encontrar un protector solar facial para piel grasa no debería resultar difícil si conseguimos tener un par de detalles en cuenta. Teniendo en cuenta que la piel grasa produce sebo con más facilidad, también tenderá a sudar más que otro tipo de pieles.

Por lo tanto, un protector solar facial para piel grasa debería evitar una textura demasiado densa que cubriera a la piel bajo un manto de crema emoliente y pudiera provocar la aparición de granitos o impurezas. Un protector solar facial para la piel grasa suele ser un protector químico, de textura mucho más ligera y no comedogénica que un protector físico.

También resulta muy recomendable que un protector solar facial para piel grasa tenga un formato en spray, lo que ayudará a que su aplicación resulte mucho más cómoda en un tipo de piel más propensa a la sudoración y, por lo tanto, a la necesidad de re-aplicar el protector solar facial para piel grasa a lo largo del día.